sábado, 1 de septiembre de 2012



A MIGUEL HERNÁNDEZ

Pregonaba que era inculto
por haber nacido pobre
era pastor de rebaños
pero lleno de ilusión,
leyendo hermosos poemas
de ilustres grandes poetas
pero queriendo emularlos
con todo su corazón.

Tenía al Mediterráneo
surcando el azul del cielo
hermosas verdes praderas
de cálida ensoñación,
que fue forjando la idea
de una musa que anhelaba
darse a conocer al mundo
como poeta y cantor.

Leía como él decía
a plena naturaleza,
en la soledad más queda
cuando amainaba el calor,
en su vena ardía la llama
su sangre era viva hoguera
sumergiéndose en el goce
que clamaba su pasión.

Su pasión fueron las letras
que le hicieron que marchara
a probarse en otras tierras
con gallardía y honor
dejó estampada su prosa
se conocieron sus letras
se reconoce al Poeta
en su máxima expresión.

Sus poemas se han leído
A lo largo del planeta
en todos los continentes
donde se hable el español,
y ha quedado enarbolada
en sus letras la bandera
de su rancia hermosa tierra
de la España en que vivió.

Autora: Iris del V. Ponce
Febrero 03, 2012
Formará parte de la Antología Poética
Mil Poemas a Miguel Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario